mayo 31, 2011

loco pintor



Es notorio que el oficio hace a la persona y la persona aporta al oficio, en tal sentido, un pintor es dado a la pintura así como la pintura moldea la personalidad del artista; éste realismo vanguardista donde se permite la creación de una obra, es reflejo de como se percibe el mundo desde una perspectiva artística.

La locura no pudiera ser un malestar en el arte, al contrario, libera el alma oprimida dando carácter, sentido y notoriedad a quién desee expresar un sentimiento o capturar un momento de la vida; sociedad que vive, juzga y determina demencia sobre tal o cual persona sin atender la necesidad que tienen los exquisitos vividores de expresarse.

¿Arte sinónimo de locura? Interrogante que conduce a muchos cauces, es difícil determinarlo, toda razón tiene un límite y si razón es filosofía, arte es arte y no puede tener limitación que impida la impresión más allá del mero calco. La evolución del arte debe caminar por el rumbo de la ironía, de la verdad a medias tintas, llevar un mensaje inconcluso permitiendo al espectador variada interpretación de la realidad surreal.

¿Un juego de conciencia? Siempre he considerado que la vida es un juego donde el mejor postor termina perdiendo, así pasa en la vida del pintor, es un juego de riesgo con múltiples facetas, la conciencia del colectivo impulsa la humilde carrera del artista con la convicción de respirar y degustar la mejor interpretación de la vida en un lienzo.

Para concluir, nadie puede tener razón cuando hablamos de locura en la pintura, tal vez el término esté mal empleado en el contexto ó su aplicación escapa al rigor estético del conservadurismo, yo apuesto al libre desenvolvimiento del artista ¿Ud. a quién le apuesta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario